"La salud es riqueza", pero a menudo la gente considera la suerte de disfrutar de una mejor salud. Bueno, no es cuestión de suerte. Los cambios en el estilo de vida sencillo puede hacer maravillas para su cuerpo. Hay algunas maneras simples que pueden ayudar a mantener un equilibrio dentro de su cuerpo y mantener a raya las enfermedades.

Aquí están los 10 mejores secretos de las personas que nunca se enferman.



Enlaces patrocinados

Ejercicio

Se encontró que aquellos que pasan por lo menos media hora de ejercicio diario no se enferman a menudo. El ejercicio estimula el sistema inmunológico y ofrece muchos otros beneficios para la salud. Si usted no tiene tiempo o dinero para ir al gimnasio, a continuación, tratar de caminar, correr, trotar o andar en bicicleta durante media hora al día.

Para una mejor salud, el ejercicio aeróbico es la mejor opción, ya que le da su ritmo cardíaco y empuja la sangre rica en nutrientes por todo el cuerpo. También ayuda a reducir el número de moléculas en el cuerpo que conducen a condiciones inflamatorias que debilitan el sistema inmune.

Los estudios también han encontrado que el ejercicio reduce el riesgo de problemas de salud como el cáncer, enfermedades del corazón, la diabetes tipo 2, derrame cerebral, demencia y depresión. El ejercicio también ralentiza el proceso de envejecimiento.

Comer frutas y verduras frescas

Uno de los aspectos más importantes de una dieta saludable es comer una variedad de frutas y verduras en ellos, el estado natural bruto. Con mucha frutas y verduras de colores son excelentes fuentes de vitaminas y minerales junto con antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico para combatir las enfermedades y mantenerse en forma.

Trate de comer tantos alimentos como sea posible en su estado original y optar por alimentos orgánicos biodinámicos que han sido cultivados localmente, y por lo tanto en la temporada.

Algunas de las frutas y verduras que se pueden comer en su forma natural son la col, manzanas, pimientos rojos y amarillos, papaya, espinacas, tomates y muchos otros.

Mantenga una actitud positiva

Otro secreto para vivir una vida saludable se siente positivo acerca de su vida, su entorno y las situaciones que todos enfrentamos en la vida. Tener una actitud positiva ante la vida le ayudará a sentirse más feliz, entusiasta, y la calma.

La investigación realizada en la Universidad Carnegie Mellon encontró que aquellos con perspectivas positivas se vuelven menos enfermos y son más resistentes al desarrollo de enfermedades del tracto respiratorio superior. Además, los que no siempre pensar positivamente y tienen una actitud negativa hacia las cosas sufren más estrés y tensión.

Demasiada tensión y el estrés son factores que contribuyen a muchas enfermedades mortales como la hipertensión, la diabetes, problemas del corazón y otra.

Seguir hábitos de saneamiento adecuado

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dice que lavarse bien las manos es una de las maneras más fáciles de evitar enfermarse con frecuencia.

Trate de lavarse las manos con jabón normal y agua tibia durante al menos 20 segundos. Este simple hábito reduce las posibilidades de contraer graves resfriado común y gripe.

Tome un baño diario y limpiar todas las partes de su cuerpo también. Compruebe regularmente las uñas de suciedad atrapada. Además, mantenga su región de origen y los alrededores limpios y libres de gérmenes.

Tener una vida social activa

Los estudios demuestran que las personas que son socialmente activos tienden a tener un sistema inmunológico más fuerte y son menos propensos a sufrir de enfermedades infecciosas. La Universidad de Harvard hizo un estudio en 2008 que encontró que los lazos sociales positivos pueden proteger contra la pérdida de memoria y otros trastornos cognitivos.

Por otra parte, los que tienen pocos amigos eran más propensos a sufrir de enfermedades del corazón, la depresión y la ansiedad. Así que para mantenerse saludable usted necesita tomar tiempo de su apretada agenda y ver a su familia o amigos. Si sus amigos viven lejos, usted puede llamar o chatear con ellos en línea.

Mantener un nivel de pH equilibrado

El cuerpo se mantiene saludable cuando sus sistemas funcionan a medio camino entre completamente ácida y alcalina completamente. En términos simples, esto significa un nivel de pH equilibrado.

Cuando los niveles de pH cae por debajo del punto central, el cuerpo sufre de una condición llamada acidosis, lo que puede causar fatiga, dificultad para respirar, problemas de estómago y la confusión. La acidosis puede suceder cuando se consumen más carne y azúcar. Sin embargo, comer más frutas y vegetales con propiedades alcalinizantes puede resolver el desequilibrio.

Incluya muchas verduras de hojas verdes, judías verdes, espárragos, zanahorias, pepinos, coco y aguacate en su dieta. También, evitar el consumo de alimentos procesados ​​tanto como sea posible.

Top 10 secretos de la gente que no se enferman

Controlar el estrés

Las personas felices que pueden manejar fácilmente el estrés muy rara vez se enferman. Un estudio de la Universidad de Duke ha demostrado que el estrés afecta el sistema inmune y el corazón.

Otros estudios también sugieren que el exceso de estrés aumenta las posibilidades de contraer infecciones bacterianas, como la tuberculosis. Por lo tanto, es esencial para aprender técnicas de relajación desde la primera infancia y tratar de manejar el estrés tanto como sea posible.

Cuando estás tenso o estresado, tome una caminata vigorosa durante aproximadamente media hora. Esto le ayudará a sentirse más relajado. Una dieta rica en frutas y verduras y el sueño de siete a ocho horas por la noche ayuda. Por último, la risa a menudo ayuda a liberar endorfinas en el cuerpo, que actúa como un natural eliminar el estrés.

Enlaces patrocinados

Descansar y dormir lo suficiente

El descanso adecuado y sueño pueden hacer maravillas para su cuerpo. Cuando te gusta lo menos ocho horas de sueño tranquilo cada noche, su cuerpo va a lograr un equilibrio armónico perfecto y te sentirás mejor. Amplio sueño y el descanso es uno de los primeros pasos para mantenerse saludable. La falta de sueño puede tener un efecto degenerativo en su salud mental, así como física.

Un sueño de seis a ocho horas manejará el estrés del día más fácil, aumenta el poder de la memoria, ayuda a mantener los niveles de presión arterial y colesterol en el rango normal, ayuda a reducir la inflamación, previene la depresión, ayuda a administrar peso corporal y más. Se estimula el sistema inmunológico para evitar los virus y bacterias que provocan enfermedades.

Manténgase hidratado

A medida que el cuerpo humano se compone de 60% de agua, es cierto que ser bien hidratado puede enormemente a minimizar el riesgo de enfermarse con frecuencia.

Mantenerse hidratado ayuda al cuerpo a mantener el funcionamiento celular adecuado en armonía, que desempeña un papel clave en la transferencia de nutrientes a las diferentes partes del cuerpo. También ayuda a eliminar el exceso de toxinas que entran en nuestros sistemas a través de los poros y el flujo sanguíneo.

La forma más sencilla para mantener su cuerpo hidratado es beber mucha agua durante el día. Trate de beber 10 a 12 vasos de agua al día para evitar la deshidratación.

Además, comer más frutas y verduras con alto contenido en agua. Los expertos también recomiendan limitar el consumo de alcohol, porque el alcohol debilita el sistema inmunológico y puede causar deshidratación.

Luchando por una dieta equilibrada

Un plan de dieta correctamente diseñada puede reducir el riesgo de enfermarse con frecuencia. Los alimentos proporcionan sustancias que nos mantienen fuertes y sanos. El consumo de alimentos ricos en nutrientes como la vitamina A y C, proteínas, hidratos de carbono, hierro, ácidos grasos esenciales, y así sucesivamente. Comer frutas y verduras frescas de temporada y evitar los alimentos procesados.

La investigación también sugiere que la cebolla, el ajo, el jengibre y la miel tiene efectos antimicrobianos y antivirales que pueden ayudar a prevenir la enfermedad.

Por otra parte, mediante la reducción de su ingesta diaria de calorías puede ayudar a mantenerse saludable y reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad, como la enfermedad cardiovascular, la diabetes e incluso la enfermedad de Alzheimer tal vez.

Estos consejos pueden hacer una gran diferencia para que su cuerpo se mantenga saludable. Son muy fáciles de integrar en su estilo de vida para disfrutar de una vida más saludable y libre de enfermedades.

Top 10 secretos de la gente que no se enferman

Controlar el estrés

Las personas felices que pueden manejar fácilmente el estrés muy rara vez se enferman. Un estudio de la Universidad de Duke ha demostrado que el estrés afecta el sistema inmune y el corazón.

Otros estudios también sugieren que el exceso de estrés aumenta las posibilidades de contraer infecciones bacterianas, como la tuberculosis. Por lo tanto, es esencial para aprender técnicas de relajación desde la primera infancia y tratar de manejar el estrés tanto como sea posible.

Cuando estás tenso o estresado, tome una caminata vigorosa durante aproximadamente media hora. Esto le ayudará a sentirse más relajado. Una dieta rica en frutas y verduras y el sueño de siete a ocho horas por la noche ayuda. Por último, la risa a menudo ayuda a liberar endorfinas en el cuerpo, que actúa como un natural eliminar el estrés.

Enlaces patrocinados

Descansar y dormir lo suficiente

El descanso adecuado y sueño pueden hacer maravillas para su cuerpo. Cuando te gusta lo menos ocho horas de sueño tranquilo cada noche, su cuerpo va a lograr un equilibrio armónico perfecto y te sentirás mejor. Amplio sueño y el descanso es uno de los primeros pasos para mantenerse saludable. La falta de sueño puede tener un efecto degenerativo en su salud mental, así como física.

Un sueño de seis a ocho horas manejará el estrés del día más fácil, aumenta el poder de la memoria, ayuda a mantener los niveles de presión arterial y colesterol en el rango normal, ayuda a reducir la inflamación, previene la depresión, ayuda a administrar peso corporal y más. Se estimula el sistema inmunológico para evitar los virus y bacterias que provocan enfermedades.

Manténgase hidratado

A medida que el cuerpo humano se compone de 60% de agua, es cierto que ser bien hidratado puede enormemente a minimizar el riesgo de enfermarse con frecuencia.

Mantenerse hidratado ayuda al cuerpo a mantener el funcionamiento celular adecuado en armonía, que desempeña un papel clave en la transferencia de nutrientes a las diferentes partes del cuerpo. También ayuda a eliminar el exceso de toxinas que entran en nuestros sistemas a través de los poros y el flujo sanguíneo.

La forma más sencilla para mantener su cuerpo hidratado es beber mucha agua durante el día. Trate de beber 10 a 12 vasos de agua al día para evitar la deshidratación.

Además, comer más frutas y verduras con alto contenido en agua. Los expertos también recomiendan limitar el consumo de alcohol, porque el alcohol debilita el sistema inmunológico y puede causar deshidratación.

Luchando por una dieta equilibrada

Un plan de dieta correctamente diseñada puede reducir el riesgo de enfermarse con frecuencia. Los alimentos proporcionan sustancias que nos mantienen fuertes y sanos. El consumo de alimentos ricos en nutrientes como la vitamina A y C, proteínas, hidratos de carbono, hierro, ácidos grasos esenciales, y así sucesivamente. Comer frutas y verduras frescas de temporada y evitar los alimentos procesados.

La investigación también sugiere que la cebolla, el ajo, el jengibre y la miel tiene efectos antimicrobianos y antivirales que pueden ayudar a prevenir la enfermedad.

Por otra parte, mediante la reducción de su ingesta diaria de calorías puede ayudar a mantenerse saludable y reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad, como la enfermedad cardiovascular, la diabetes e incluso la enfermedad de Alzheimer tal vez.

Estos consejos pueden hacer una gran diferencia para que su cuerpo se mantenga saludable. Son muy fáciles de integrar en su estilo de vida para disfrutar de una vida más saludable y libre de enfermedades.