Dada la creciente población de personas mayores hoy en día, no es de extrañar que cada vez más familias están recurriendo a proveedores de cuidado de salud para asegurarse de que sus padres o familiares mayores están a salvo y seguro. Sin embargo, el cuidado de una persona mayor puede ser bastante desalentador, incluso cuando la responsabilidad es compartida con los hermanos y otros miembros de la familia. Mientras que el principal reto es conseguir que las personas mayores a aceptar la ayuda y el apoyo, hay muchos otros desafíos que enfrentan los cuidadores.

Estos son algunos consejos sencillos sobre cómo compartir la responsabilidad de la atención entre los familiares se pueden planificar para asegurar que todas las partes están felices.



Desafíos que enfrentan los cuidadores
Cuando se trata de discutir el tema de las responsabilidades compartidas de los cuidados, es importante entender primero los diversos retos que se enfrentará. Como se mencionó anteriormente, consiguiendo la tercera edad a aceptar el apoyo de incluso un miembro de la familia puede ser bastante desalentador dado el carácter independiente de las personas mayores. Añadir a esto el hecho de que la vida como cuidador a menudo puede dejar tiempo para cuidar de sí mismos, especialmente en los casos en los que las personas mayores sufren de una grave enfermedad. Cuidadores principales a menudo les resulta extremadamente difícil de manejar sus familias, el trabajo, los niños, y cuidar de las personas mayores - todo al mismo tiempo.

Estas circunstancias conducen a menudo a la frustración, que afecta tanto al cuidador como la persona mayor. Además de encontrar muy difícil de manejar, trabajadores de la salud son a menudo forjado por el miedo, la ira y la culpa, en gran parte debido a su incapacidad para manejar la presión. Es importante entender que las alternativas útiles disponibles hoy en día, los avances tecnológicos han hecho que permiten a los proveedores de salud para cuidar de sus miembros ancianos de la familia y aún así ser capaz de cuidar del resto de la familia, el trabajo, y otras actividades.

Los problemas que enfrentan los cuidadores Cuando el reparto de responsabilidades
En la mayoría de los casos, no todos los miembros de la familia que viven en la misma ciudad o estado. Dada la gran distancia entre los miembros de la familia, el cuidado de los ancianos puede convertirse en un gran problema. La distancia se suma al trauma para las personas mayores, ya que la persona podría tener que mantenerse en movimiento, o en movimiento entre los familiares varias veces para asegurarse de que una persona no esté bloqueado. Por otro lado, donde las familias no comparten las responsabilidades de cuidado, el único cuidador se convierte en extremadamente frustrado y aborda todos los problemas mencionados solo.

La comunicación y sus desafíos en relación con la prestación de cuidados a las personas mayores
La comunicación entre los hermanos o los miembros de la familia es muy importante en los casos de prestación de cuidados a las personas mayores. Sin embargo, el alcance de la comunicación a menudo disminuye con el tiempo, con los familiares lejanos se sienten excluidos y los cuidadores se sienten abrumados efectiva.

Esto es más común en los casos en que las personas mayores son capaces de hacer cosas por sí mismos y necesitan ayuda para casi todas las actividades. El cuidador principio se siente abrumado con la gestión no sólo las tareas simples de las personas mayores, sino también gestionar el resto de la familia, el hogar y el trabajo. En estas circunstancias, es probable que cuando otros miembros de la familia lo llaman, el principio cuidador no tiene tiempo para explicar completamente la situación.

La falta de comunicación entre los familiares a menudo conduce a situaciones de emergencia en el cual una parte culpa a la otra parte y deciden. En este caso, la presencia de un sistema de alarma médica para la comodidad de todos los miembros de la familia es, sin duda ventajosa.

Los beneficios de Comunicación Abierta
Cuando todos los miembros de la familia están conscientes sobre el estado de salud y las necesidades diarias de la tercera edad, los resultados mejoraron para todos los interesados. El proceso de toma de decisiones, especialmente en los casos graves, se hace muy fácil y menos perjudicial. También se hace más fácil para los cuidadores a superar sus sentimientos de frustración y culpa cuando comparte las responsabilidades y las cargas entre ellos.

Del mismo modo, recomendaciones y comentarios pueden ser expresadas y aceptadas fácilmente. La mayoría de los médicos creen que los demás miembros de la familia tienen derecho a expresar su opinión ya que no son conscientes de la situación exacta. Sin embargo, con una comunicación abierta, esto es fácilmente aceptable para todas las partes tengan conocimiento y comprensión.

Formas sencillas de Responsabilidades Sharing Caregiving
Donde sea posible, la puesta en común de las responsabilidades del cuidado comunicación activa con los demás es importante. Aquí están algunos consejos simples que pueden ayudar a mejorar la calidad de la atención prestada a los ancianos si comparten las responsabilidades de cuidado.

- Animar a más miembros de la familia para que actúen como cuidadores y no criticarlos cuando pueda. Del mismo modo, si una persona no es capaz de proporcionar el cuidado a tiempo completo dando asistencia, es importante que no se le critique. Esté al tanto de la situación exacta antes de comentar o dar una opinión es siempre aconsejable.

- La comunicación abierta entre los miembros de la familia deben ser alentados a ofrecer una mejor atención a las personas mayores. Se convierte en importante para entender las necesidades y requerimientos de las personas de edad avanzada y tenerlas en cuenta antes de tomar cualquier decisión en la realidad.

- El uso de dispositivos como sistemas de alarma médica es la solución perfecta, ya que permite a las personas mayores para llegar a miembros de la familia en caso de emergencia, sino también para darles un sentido de independencia. Estos sistemas no sólo permiten a las personas mayores a recibir atención médica inmediata, pero también le dan la tranquilidad a todos los involucrados en su cuidado.

Con canales totalmente abiertos de comunicación entre los miembros de la familia, el cuidado de los ancianos puede ser menos frustrante. Cuidado convierte en un trabajo mucho más fácil con el apoyo de un sistema de alerta médica, especialmente en los casos en que las personas mayores no quieren estar con sus familias y prefieren vivir de forma independiente, sin embargo.